<$BlogRSDUrl$>
Ecos

Estímulo cero 3

26 julio 2006
Esto viene de aquí, aunque realmente empezó aquí
5. IGUAL. INT. DÍA.

a) CARLOS está hablando por el teléfono público que hay al fondo del bar de PACO.

b) CARLOS está sentado en una mesa, con EL PAIS ante él y un nestea. De vez en cuando, mira hacia la calle, como si esperase a alguien.

c) Una mujer, JULIA, entra en el bar, que está casi vacío. La misma edad que CARLOS. Lleva aqueros, botas y un chaquetón militar. No es especialmente guapa, pero si atractiva. Se ve que es del pueblo y que conoce a todo el mundo, por los saludos que hace con la cabeza: mira y va directamente hacia CARLOS. Se para ante él.

JULIA:
¿Carlos?

El la mira, como tratando de recordar.

CARLOS:
¿Eres Julia?

JULIA sonríe y asiente con la cabeza. Aparta una silla y se sienta frente a CARLOS. Ambos se quedan sonriendo como suele pasar en estos casos, sin saber qué decir.

JULIA:
Chico, cuántos años...

PACO se acerca, secándose las manos en el delantal, con un botellín de cerveza recién abierto en la mano.

PACO:
¿Qué tal, Juli?

JULIA:
Pchs... Ya ves.

PACO deja el botellín en la mesa y se vuelve a la barra.

6. CALLE PRINCIPAL DEL PUEBLO. EXT. DIA.

CARLOS y JULIA caminan. Sonríen forzadamente. Buscan recuerdos comunes de cuando eran niños. Toman una calle lateral que baja hacia el río. JULIA señala un árbol

JULIA:
¿Te acuerdas cuando nos subimos a ese árbol y yo no me atrevía a bajar? Me tiraste al suelo de un empujón... ¡Qué bestia!

CARLOS, evidentemente, no se acuerda, pero trata de disimular. Asiente con la cabeza y sonríe.
Hay un Nissan Patrol muy baqueteado, lleno de salpicaduras de barro aparcado.

JULIA:
Ese es.

Entran en el coche y arrancan

7. COMEDOR DE CASA DE JULIA. INT. DIA.

a) Es una casa grande de pueblo. Ha sido reformada varias veces. El aspecto actual recuerda a las imitaciones de casa de pueblo del dominical de el País.

Están sentados a una mesa CARLOS, JULIA y TIA SINFO, una señora mayor, que es la madre de JULIA y tía de CARLOS. La señora va vestida de señora mayor de pueblo, con delantal y todo.

TIA SINFO:
Fíjate... Carlitos. ¿Y qué haces ahí, en la Universidad?

CARLOS:
No tía, en el Instituto. Pues soy profesor de Literatura, ya ve.
Está claro que CARLOS se siente incómodo por haber sido despojado de su intimidad. También está claro que se le había olvidado que en un pueblo no hay intimidad: no es precisamente un valor en alza (aunque, desde que se inventó la tele, mejoró) También se nota que le ha venido a la cabeza que en un pueblo no hay por qué contestar a nada: para eso se inventaron en su momento el "ya ve", el "anda a ver", el "anda no" o el "mira tú"

TIA SINFO:
Ya. Fíjate... Mira, a mi Juli le gusta mucho leer. Bueno, voy a ver si eso ya está.

Se levanta y sale. CARLOS y JULIA se quedan sin saber qué decir.

CARLOS:
No teníais que molestaros.

JULIA:
No es molestia. Si le digo a mamá que no te traigo a comer, se coge un cabreo de narices. Bueno, seguro que va ella a buscarte.
Vuelve a entrar la TIA SINFO, con un mantel. Entre ella y JULIA despejan la mesa y lo tienden. JULIA va colocando platos y cubiertos para cuatro. La TIA SINFO da una voz:

TIA SINFO:
¡FORI! (a CARLOS) Esta chica, qué lenta es. ¡¡FORIII!!

Aparece una chica de unos dieciocho años, con una fuente humeante. La deja sobre la mesa y, al hacerlo, derrama unas gotas sobre el mantel.

TIA SINFO:
¡Ya está! Leñe, qué torpe es.

Se sientan todos y empiezan a comer.

b) IGUAL.

Han terminado de comer. CARLOS y JULIA hablan mientras toman café. La TIA SINFO hace punto sentada en una silla aparte. Hay documentos de aspecto legal encima de la mesa.

CARLOS:
Y el tío Leandro le dejó todo a mi madre, así que Mari y yo somos los herederos. La verdad es que... Aquí (coge un papel escrito a mano) vienen no sé cuántas fincas... El Piornal, La Vega del... no sé qué... Supongo que habrá que hacer los papeles de la herencia. ¿Tú conoces algún abogado de aquí?

JULIA lee el papel y contesta sin levantar la vista.

JULIA:
De aquí, ni se te ocurra. Se conoce todo el mundo. (levanta la mirada) Mira, si quieres, mañana vamos a ver al Secretario del Ayuntamiento, que es medio primo nuestro. Tendrás que hacer un doscientos cinco.

CARLOS:
¿Un qué?

JULIA:
Un rollo para ponerlo a vuestro nombre. Mañana te lo explica Jose, el Secretario, ya te digo.

CARLOS:
Y ¿valen algo las fincas?, ¿son grandes?

JULIA:
Aquí no hay fincas grandes. Ya sabes, cerezos y esas cosas. Valen algo si las trabajas, pero es muy esclavo. Mira nosotras. Y luego se te va todo en seguros y tal. Hay que ser de aquí.



Esto sigue aquí
Gritó pcbcarp a las 4:40 p. m.

0 Interesados:
Publicar un comentario
<< Volver
BloGalaxia