<$BlogRSDUrl$>
Ecos

Cinco lobitos III

27 septiembre 2006
... esto viene de...

El niño perdió de vista el pescado bajo una espesa capa de ketchup, de esta manera se acabó el plato rápidamente. No tomó postre, le apetecían natillas y se había comido la última para merendar. Sus padres seguían cenando así que aprovechó para darles las buenas noches rápido y huir corriendo hacia la cama sin lavarse los dientes.
Cuando iba por mitad del pasillo escuchó a su madre:
-¡Adrián! lávate los dientes antes de acostarte.
"Un día se me van a caer de tanto lavarlos" pensó el niño. tomó el cepillo de dientes y abrió la boca; el espejo le mostró dos huecos en su dentadura, le faltaban los dos dientes de alante, pero entre la encia se dejaban asomar dos puntitas blancas que ocuparían el sitio de los de leche.
Encendió la luz de su habitación y buscó el libro que se estaba leyendo; una vez que lo encontró se metió en la cama y encendió la lamparita de la mesilla.
Gritó Löla a las 9:17 p. m.

0 Interesados:
Publicar un comentario
<< Volver
BloGalaxia